País:


RRHH: 45% de nuevos empleados fallan en dos primeros años

empleo_nuevo

Cuando comienzas en un nuevo puesto de trabajo se siente la misma emoción del inicio de cualquier evento importante de la vida. Todos hemos estado allí – vestido con tu traje de negocios más fino, con mariposas en el estómago al entrar por las puertas de un nuevo espacio laboral, dispuesto a dar lo mejor de tí para destacar.

Investigaciones recientes permiten estimar que casi 45% de las nuevas contrataciones falla en los primeros dos años. ¿Es esto debido a un ajuste incorrecto al puesto de trabajo, la cultura de la empresa, o a que se deja de planear y ejecutar un proceso de incorporación estratégica?

La inversión en un proceso de incorporación acogedor y estructurado ayudará a reducir la rotación de personal y a aumentar la eficacia de los nuevos empleados.

Un proceso de incorporación efectiva no es sólo una lista de verificación de rutina; debe ser un proceso integral que hace que el nuevo empleado se sienta cómodo y familiarizado. Cuando un
trabajador llega a su nuevo empleo, necesita un impulso extra de confianza – y un agradable plan de inducción ayudaría mucho.

Un exitoso plan de recibimiento condiciona el éxito de la organización. Aquí hay cinco factores que su proceso de inducción debe tener:

1. Participación del Equipo
La inducción de un nuevo empleado debe involucrar a todo el equipo. No es sólo el departamento de Recursos Humanos, o la preocupación del director de RRRHH, sino que todos los miembros del equipo deben participar en la bienvenida de las nuevas contrataciones. Invitar a los nuevos empleados para el almuerzo o la asignación de un mentor, ayudará a construir relaciones y mostrar a los nuevos que la empresa los valora.

2. Estructura consistente
Ya sea que la nueva incorporación ocurra para un nuevo asistente, socio, o alto directivo, el proceso debe ser coherente para todos los empleados, y debe reflejar los valores de la empresa. El establecimiento de un plan de inducción estructurado ayuda al empleado, así como al equipo y la administración. Recuerda, se trata de hacer la transición lo más suave posible.

3. Escritorio y equipos Preparado
Además del plan de inducción, asegúrese de que todo esté listo – desde el escritorio, suministros de oficina, tarjeta de acceso, contraseñas de computadoras, teléfonos y claves de acceso. Usted quiere que se sientan como en casa.

4. Información
La parte más importante del proceso de incorporación es asegurarse de que el nuevo empleado tiene acceso a toda la información que necesita para tener éxito en su posición y conocer la empresa. Es una buena idea establecer reuniones con expertos en la materia para que el nuevo empleado pueda comprender los objetivos, las políticas y las prácticas de la organización.

5. Revisiones
El proceso de incorporación no se detiene el primer día o incluso la primera semana. Es importante contar con revisiones regulares con elnuevo empleado, asegurando que sean cómodas, y que ofrezcan el apoyo necesario para tener éxito.

Al final del día, el proceso de incorporación es la primera impresión del empleado de la cultura de la empresa, y debe hacer suyos los valores de la organización. Una vez realizado un proceso de incorporación exitoso, es hora de centrarse en la formación y el desarrollo de estos nuevos empleados para tener éxito.

Por: John Caspole

febrero 4, 2015
45% de los nuevos empleados fallan en sus dos primeros años
Popups Powered By : XYZScripts.com