País:


Mercados financieros no pueden huir de la volatilidad

The European Central Bank's new chief Ma La volatilidad de la renta fija de la Eurozona y EE.UU. se hizo presente otra vez la semana pasada cumpliéndose la “profecía” de Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo, quien insiste que las fluctuaciones de precios de estos instrumentos no son eventos extraños, sino parte de una nueva realidad a la que es mejor acostumbrarse. Pero, ¿qué produce tal volatilidad?, la iliquidez de los mercados de deuda soberana de grado inversión en la Eurozona y EE.UU., y los movimientos defensivos de los inversionistas en fondos mutuales y ETFs. ¿Qué ha producido dicha iliquidez? la reducción del tamaño de los portafolios de los intermediarios en estos mercados, que son principalmente conglomerados bancarios, que han tenido que adaptar sus balances a las restricciones que les impone la Dodd-Frank Act del 2010, que es la ley financiera vigente en EE.UU., como respuesta a la crisis financiera internacional de la década pasada. El aumento del inventario de títulos de deuda en manos de fondos mutuales y ETFs ocasiona que durante estos episodios de grandes fluctuaciones de precios, se tengan que vender posiciones con el único propósito de devolver dinero a aquellos clientes que se ponen nerviosos cuando los griegos amenazan con no pagar, o los chinos dan señales de crecer a tasas inferiores a las que nos tienen acostumbrados. Estos circuitos de transmisión de riesgos que conectan los mercados de renta fija y variable se han visto potenciados por la enorme liquidez que los bancos centrales de EE.UU. (hasta finales del 2014), Inglaterra, Japón y la Eurozona (desde marzo del 2015) han inyectado a las economías, paradójicamente para hacerlas más estables en el corto plazo. El abundante dinero barato busca ser usado, y en buena medida lo está siendo en actividades de especulación financiera. La eventual subida de las tasas de interés en EE.UU., que está detrás del nerviosismo de los últimos días, ya ha castigado con distintos grados de intensidad a aquellos inversionistas que se atrevieron a apostar, en diciembre pasado, a que la FED, en aras de la estabilidad de los mercados, no tocaría el costo de los fondos federales en el 2015, lo que efectivamente aún no ha hecho. Sin embargo, si un inversionista hubiese comprado en diciembrede 2014 cuatro fondos mutuales que invirtiesen en treasuries a plazos de 1-3 años, 3-7 años, 7-10 años y más de 20 años, tendría a la fecha de hoy retornos aproximados de 0,12%, - 0,44%, -2,17% y -8,25% respectivamente. Estos resultados muestran obviamente que las estrategias de poseer portafolios de bajas duraciones pagan cuando las expectativas de subida de las tasas de interés aumentan, como ha sido el caso de las últimas semanas. Pero la baja duración en estos momentos nos condena a ínfimos retornos. ¿Hacia dónde se dirigen las tasas de interés de EE.UU. y la Eurozona en las próximas semanas Podrán seguir subiendo si las expectativas de un crecimiento sólido de la economía de EE.UU. se concretan para el segundo semestre de 2015. De lo contrario, habrá cambios de opiniones y la volatilidad volverá a hacer de las suyas llevando los precios de los títulos al punto de donde salieron. Al que no le guste el caldo que le den dos tasas.

Por: Grupo Arca

www.grupoarca.net
Junio 16, 2015
Mercados financieros no pueden huir de la volatilidad
Popups Powered By : XYZScripts.com