País:


Lo que no debe decir en una entrevista de trabajo

ENTREVISTA DE TRABAJO

Hay muchos consejos por ahí para ensayar lo que vas a decir en una entrevista de trabajo: investigar preguntas que el entrevistador podría preguntar, practicar sus respuestas, llegar a las preguntas más destacadas.

Pero ¿Has ensayado lo que no vas a decir?

He aquí una lista de algunas palabras que usted querrá tratar de evitar en su próxima entrevista de trabajo, porque a pesar de que parecen sólo palabras ordinarias, podrían ser las principales banderas rojas para un entrevistador o reclutador.

No. En primer lugar, si se le pide incluso una simple pregunta, usted no quiere dar ni una sola palabra de respuesta (sí o no). Pero cuando la respuesta es No, definitivamente no puede dejarlo así. Por ejemplo, si se le pregunta si conoce un programa de ordenador en particular, y usted no lo conoce , podría decir: “Yo todavía no he tenido la oportunidad de aprender , pero estaría interesado en hacerlo”, en lugar de simplemente decir “No”.

Evite las muletillas. Ese viejo refrán, “Si no tienes nada que decir, entonces no digas nada” se aplica aquí. En lugar de titubeos, mientras intenta pensar en una respuesta, simplemente debe permanecer en silencio y pensar. Decir aja, eeh o mmm… este… en exceso, podría sonar sin preparación, o como si usted no está prestando atención.

Lo que sea, Dios mío… maravilloso? Pierda la jerga al hablar con un entrevistador. Recuerde que quiere lucir profesional, y no queremos que tengan que cavar en su diccionario urbano para entenderle.

Claro, fresco, un poco… Este tipo de palabras son demasiado casuales, incluso en un lugar de trabajo informal. Usted debe estar presentando la mejor versión de sí mismo, no la versión informal y descuidada.

Nosotros. Esto parece inusual al principio, pero si usted lo usa mucho cuando se habla de los deberes del trabajo y logros, el entrevistador podría empezar a preguntarse si fue usted o su equipo quien era responsable. Trate de usar “yo” tanto como sea posible.

Dedicado, motivado, jugador de equipo… Pierda el discurso que aparece en el CV y las expresiones que aparecen, por ejemplo, trabajo en equipo, proactivo, entusiasta e innovador. Además del hecho de que estas palabras son usadas ​​en exceso en situaciones de entrevista. Si desea transmitir su dedicación o motivación, compartir un ejemplo de su experiencia laboral; los ejemplos irán mucho más allá.

El apalancamiento, la sinergia… Se debe evitar usar demasiada jerga de negocios. Las posibilidades de que suene como un idiota son demasiado altas. Usar en exceso palabras de moda, tanto de negocios o jerga, tiende a hacer que la gente suene pretenciosa, o peor, francamente tonta. Este tipo de clichés tienen poco o ningún significado, son simplemente dichos, y no añaden nada a lo que está diciendo. Así que déjelos fuera.

Odiar. Decir que “odia” algo en una entrevista de trabajo no es apropiado, es imprescindible no decir nada acerca de odiar su antiguo puesto de trabajo, compañeros de trabajo, jefe, etc.

Perfeccionista. Se ha convertido casi en un cliché de referencia a sí mismo para responder a una pregunta como: “¿Cuál es tu mayor defecto?” Con un fallo positivo como, “Soy un perfeccionista.” Cualquier buen entrevistador puede ver a través de eso, así que no lo haga.

Por: Militza Villar

mreenespanol.blogspot.com
junio 16, 2015
Lo que no debe decir en una entrevista de trabajo
Popups Powered By : XYZScripts.com