País:


La juventud aumenta el riesgo de los emprendimientos

emprendedores jóvenes Definitivamente se ha comprobado que los jóvenes tienen un espíritu emprendedor más acusado que el de los adultos.

El nuevo informe GEM titulado “Potencial futuro – la perspectiva del GEM sobre el emprendimiento de los jóvenes en 2015” publicado por el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) evidencia una iniciativa emprendedora mucho más pronunciada en la franja de edad de los 18 a los 34 años que en las siguientes.

El estudio, que analiza 5 regiones del mundo: África subsahariana, Oriente Medio y África del norte (MENA), el Sudeste asiático, América latina y el Caribe, y los países occidentales, concluye que los jóvenes están 1,6 veces más abiertos a la idea de lanzar un nuevo negocio que los adultos.

El informe ha analizado, a través de estas 5 áreas geográficas, los datos recopilados entre 2012 y 2014 y ha puesto en evidencia lo que motiva a los jóvenes emprendedores, así como los elementos que pueden impactar en sus logros y sus fracasos.

El Director General de GEM, Mike Herrington, explica porqué este informe ha decidido centrarse en los jóvenes: “la falta de oportunidades de empleo, sobretodo entre los jóvenes, es un problema importante en el mundo.

La crisis económica y el difícil contexto económico mundial han exacerbado este fenómeno. Hoy en día, alentar a los jóvenes para que se lancen a desarrollar iniciativas empresariales está percibido como un reto estratégico necesario para ayudarles a entrar en el mercado laboral y para explotar su potencial de contribución a un desarrollo económico sostenible”.

El informe GEM suple la falta de fiabilidad y de actualización de datos sobre la capacidad emprendedora entre los jóvenes, lo que representaba un verdadero obstáculo para el desarrollo de estos jóvenes emprendedores.

El informe proporciona una visión de conjunto sobre los métodos de trabajo de los jóvenes empresarios (de la franja de 18 a 34 años), articulada según las tres principales variables: las diferencias intergeneracionales, las de género y las de ubicación geográfica.

El perfil de los jóvenes emprendedores

Según Thomas Schøtt, profesor del Departamento de Entrepreneurship and Relationship Management de la Universidad de Dinamarca del Sur y principal autor del informe, los jóvenes de cada una de las zonas estudiadas son claramente más activos que los adultos, pero las investigaciones muestran que las empresas creadas por los jóvenes no generan necesariamente un gran número de empleos (en el 73% de las empresas dirigidas por los jóvenes de menos de 24 años solo trabaja una persona).

Además los jóvenes emprendedores tienen menos posibilidades de dirigir una empresa que pueda sobrevivir más de 3 años y medio, en comparación con los adultos de más de 34 años que tienen el 1,7 más probabilidades de dirigir una empresa consolidada.

Los hombres jóvenes tienen 1,3 veces más probabilidades que las mujeres jóvenes de crear una empresa, y 1,6 veces más de crear una empresa que funcione.

También tienen el doble de posibilidades de crear puestos de trabajo para más de 5 personas, contrariamente a las empresas dirigidas por mujeres.

Este informe muestra también unas diferencias considerables en cuanto a las intenciones de crear una empresa y la actividad real de emprendimiento en las regiones estudiadas: los jóvenes de la región subsahariana son más propensos a expresar la intención de crear una empresa (52%) y a crearla realmente (28%), contrariamente a los jóvenes de los países occidentales en los que únicamente un 19% desea ser emprendedor y solo  un 8% lleva a cabo una actividad emprendedora (cuantificado según el porcentaje de una población adulta).

Thomas Schøtt muestra que el mensaje que hay que destacar del informe de GEM es que hay que encontrar los medios para que las jóvenes empresas sean sostenibles, y, según el contexto, identificar y apoyar a los sectores de gran potencial que crean muchos empleos.

“Necesitamos encontrar los medios para aprovechar la motivación de los jóvenes que quieren montar su empresa pero que no tienen las competencias y las redes necesarias para lograrlo con éxito”.

¿Qué podría ayudar o obstaculizar a los jóvenes emprendedores?

A lo largo de los últimos 16 años, las investigaciones de GEM han jugado un rol crucial en el avance de nuestra comprensión de la diversidad emprendedora a través del mundo y en la identificación de las estrategias apropiadas para favorecer y apoyar el emprendimiento en diferentes contextos.

Uno de los principales hallazgos es que existe una fuerte relación entre el comportamiento emprendedor y la educación global y la formación especializada en la creación de empresas.

La investigación demuestra que en todas las zonas geográficas del mundo, los jóvenes actualmente tienen más posibilidades de tener acceso a la educación que sus padres. Asimismo, las formaciones especializadas en la gestión empresarial se han duplicado en una generación.

No obstante, el informe concluye que todavía se tienen que poner en práctica muchas medidas para crear un entorno favorable para los jóvenes emprendedores, especialmente en lo que concierne al acceso a la financiación y a las infraestructuras informáticas.

Los datos muestran que, a excepción de los países occidentales y de una parte de la región MENA, el potencial de Internet como espacio de comercialización esta infrautilizado, como sucede, por ejemplo, en la zona de África subsahariana donde únicamente un 16% de los jóvenes venden productos o servicios en línea.

Mike Herrington concluye : «Aplicar políticas y programas de apoyo empresarial adaptados, ayudaría a concretizar sus proyectos a unos jóvenes que acusan la atonía actual de la economía mundial».

agosto 4, 2015
La juventud aumenta el riesgo de los emprendimientos
Popups Powered By : XYZScripts.com