País:


Hay que ampliar la seguridad pública con mejor tecnología

ARCHIV - Ein Mitarbeiter des Flughafens Schipol steht am 28. Dezember 2009 waehrend einer Praesentation in einem Ganzkoerper-Scanner. GdP-Chef Konrad Freiberg hat sich fuer die Einfuehrung sogenannter Nacktscanner auf deutschen Flughaefen ausgesprochen und kritisierte Sicherheitsmaengel an Flughaefen. "Wir haben seit Jahren immer wieder darauf hingewiesen, dass es Maengel bei den Sicherheitskontrollen an unseren Flughaefen gibt", sagte Freiberg der "Berliner Morgenpost".  (AP Photo/Cynthia Boll, Archiv)  ** zu APD1306 ** --- FILE - In this photo taken Monday, Dec. 28, 2009, an employee of Schiphol stands inside a body scanner during a demonstration at a press briefing at Schiphol airport, Netherlands. On display the highlighted area shows an alert on possible forbidden items. The newest models do not show the gender of the passenger, but you can see if someone carries liquids, weapons or other objects. The Netherlands announced Wednesday, Dec. 30, 2009, they will immediately begin using full body scanners for flights heading to the United States, issuing a report that called the failed Christmas Day airline bombing a "professional" terror attack. (AP Photo/Cynthia Boll, File)

Ante los recientes ataques terroristas, ocurridos en París, los cuales tuvieron como blanco la sala de espectáculos Bataclan, así como restaurantes, bares y la propia vía pública en la capital gala, el tema de la seguridad se coloca nuevamente en el tapete de la agenda mundial.

Entre tantas otras medidas, los organismos de Seguridad de diversos países plantean la necesidad inmediata de revisar los sistemas de seguridad que inicialmente fueron implementados en puertos, aeropuertos y edificios de gobierno para la inspección de personas, y extenderlos a otros lugares, pues parecieran quedarse cortos ante el modus operandi de las redes terroristas, que ya no se circunscribe a instalaciones de interés estratégico.

Prueba de ello es que la ola de atentados en la capital francesa, ocurrida el pasado 13 de noviembre, tuvo lugar 10 meses después del ataque a la revista Charlie Hebdo y a un supermercado de comida judía en el cual murieron 18 personas.

Valentina Martínez de Andrade, abogado con más de 20 años de experiencia en responsabilidad social y Directora Ejecutiva del Grupo Radford, que asesora a empresas de seguridad y prevención de riesgos, plantea: “Ante la imperiosa necesidad de ampliación del espectro de aplicación de los mecanismos de inspección de personas, surge también la necesidad de revisar las tecnologías aplicadas actualmente, ya que muchas de ellas tienen implicaciones sensibles en temas de salud y de legalidad”.

Inicialmente, los sistemas de seguridad eran máquinas de rayos X, pero existen diversos estudios que señalan que estas soluciones de seguridad planteadas pueden causar daños a la salud y atentan contra la privacidad de las personas. Por ello, ahora se están sustituyendo por escáneres de tecnología con ondas milimétricas, que son menos invasivos.

“La tragedia ocurrida en Francia plantea la necesidad de no reservar los mecanismos de inspección de personas a instalaciones aeroportuarias, gubernamentales, aduanas, entre otras; sino extenderla a lugares públicos multitudinarios (por ejemplo, un estadio), y a lugares no tan multitudinarios, pero sensibles, ante la guerra terrorista (como serian las escuelas, templos religiosos, lugares de esparcimiento). Pero esta aplicación constante de mecanismos de seguridad plantea a su vez la necesidad de revisar las tecnologías, ya que muchos de los dispositivos para escaneo de personas emiten radiaciones nocivas para el hombre y atentan contra su privacidad, al reproducir registros virtuales al desnudo”, agrega la abogada Valentina Martínez.

Este balance entre la seguridad, la salud y la privacidad de las personas surge con ocasión de la discusión entre la eficacia de los equipos por rayos X vs. los equipos de inspección por ondas milimétricas, que ya venían adelantando los organismos de seguridad y parlamentos de países desarrollados.

El Congreso de Estados Unidos se pronunció en 2013, cuando la mayoría votó para pedir que todos los escáneres corporales incorporaran un software de protección a la salud y a la privacidad de las personas.

“En las discusiones previas, se expresaron múltiples argumentos por parte de los congresistas sobre las radiaciones con rayos X detrás de las inspecciones. Esto concluyó en la eliminación de maquinas de retrodispersión por rayos X en los aeropuertos de Estados Unidos, las cuales fueron sustituidas por equipos con tecnología de ondas milimétricas, que captan la energía natural del ser humano para detectar objetos ocultos que bloqueen dicha energía”, comenta la especialista y directora de Redford Financing.

La realidad global se ha vuelto cada vez más compleja y en ella el hombre es el elemento central de la agenda de seguridad de las naciones. El ejemplo norteamericano ha sido secundado por los estados de la Unión Europea, que a través de la Agencia Europea para los Derechos Fundamentales ha desarrollado un amplio estudio sobre la aplicación de estos escáneres corporales de ondas milimétricas, utilizados en Estados Unidos y su impacto en la salud, privacidad y protección de datos de las personas.

Valentina Martínez de Andrade agrega: “No hay duda que se requiere que el sector tecnológico se enfoque en desarrollar una nueva generación de sistemas que robustezcan la seguridad pública, pero sin perder de vista temas de primordial importancia como la salud y la privacidad del individuo”.

Es en todo caso un tema de compleja ponderación, en el marco de la responsabilidad social de los gobiernos y de las instituciones, ya que supone hacer la inversión necesaria para no perder de vista que el fin último sigue siendo la protección del ser humano como colectivo pero de su vida como individuo.

noviembre 24, 2015
Hay que ampliar la seguridad pública con mejor tecnología
Popups Powered By : XYZScripts.com