País:


El foco mental de un profesional exitoso

businessman with laptop

El éxito está tu cabeza. Si quieres controlar tu capacidad de tener una lucrativa y satisfactoria carrera, es imprescindible que controles tu forma de pensar. Aquellos que no controlan sus emociones y sus diálogos internos nunca llegan a alcanzar su verdadero potencial.

La solución a largo plazo para el éxito radica en nuestra capacidad de convertir nuestro potencial interno en realidad, superando las limitaciones. Entre otras cosas, esto significa no permitir que las circunstancias externas controlen nuestras emociones. Significa entender que ninguna cantidad de dinero u objetos físicos crea felicidad o cultiva éxito.

Más bien, los expertos en reclutamiento han visto que una mejor carrera comienza con la auto-mejora; auto superación comienza con un proceso de pensamiento saludable que promueve la creatividad y estimula la acción.

A continuación, tres estrategias para cultivar una mentalidad propicia para que el logro de tus objetivos, lo que permite cultivar una carrera basada en el aprovechamiento de las habilidades que posees y el aprendizaje de los que no lo hacen.

1.- Nuestros pensamientos nos hacen lo que somos.

Cuanto más tiempo pierdas preocupándote y quejándote, saldrá lo peor de ti. Justo en el momento en que somos conscientes de tener un pensamiento negativo, cámbialo inmediatamente a uno positivo. Si comienzas a pensar en el fracaso, cambia ese pensamiento a uno de éxito.

A menudo la gente no puede vivir de acuerdo con su potencial, debido a que están constantemente recordando sus fracasos con desesperación en vez de perseguir activamente sus objetivos.

2. Enfócate en el cultivo de los hábitos correctos.

Nadie más que tú es responsable de tus hábitos. A lo largo de nuestra carrera podemos desarrollar prácticas tanto productivas como destructivas. El problema con los hábitos destructivos es que son fáciles de formar, pero son difíciles de vivir. Hay que entender que a medida que aumenta la edad, los hábitos se vuelven más arraigados en nuestro ser y, por tanto, más difíciles de superar.

Pero independientemente de nuestra edad, nuestros métodos y enfoques pueden ser alterados. Con el fin de superar los hábitos indeseables, es imprescindible dar un paso atrás y analizar todas tus acciones desde una perspectiva neutral.

Por último, has un compromiso para superar los malos hábitos y cada vez que caigas en la tentación de repetir un hábito destructivo fortalece tu determinación.

3. Si deseas cultivar una mentalidad de éxito, es importante obtener una comprensión básica de quien eres.

Nuestra imagen de nosotros mismos es la imagen que tenemos en nuestras mentes, y se convierte en la clave para nuestras vidas.

Sin embargo, muchas veces nuestras creencias y la forma en que nos vemos a nosotros mismos son totalmente falsas. Nuestros egos suelen engañarnos al pensar y actuamos de una manera que no para nuestro mejor interés.

Por ejemplo, si nuestros patrones de pensamiento dicen, “No puedo lograr conseguir la promoción que quiero”, inconscientemente creamos las condiciones que corresponden a estas ideas.

Empecemos a dejar el pensamiento negativo y los patrones de comportamiento cuando empezamos a aceptar y aprender del pasado en lugar de utilizarlo como base para juzgarnos negativamente a nosotros mismos. El pasado debe servir como una fuente para aprender y no para el auto-juicio.

En conclusión…

Nadie más que nosotros mismos nos limita. Para llegar a ser exitoso es imprescindible evitar convertirse en víctima de ideas negativas. Esfuérzate más para satisfacerte y preocúpate menos por agradar a los demás.

Por: Patricia Villoria

* Coach certificada, experta en Ingeniería de Negocios, consultora

enero 28, 2015
El foco mental de un profesional exitoso
Popups Powered By : XYZScripts.com