País:


Bancos pueden solicitar cambios en régimen cambiario

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Banco Central de Venezuela y los representantes de la Banca privada cruzarán propuestas y condiciones para tratar de poner algo de orden en el funcionamiento del sistema cambiario, tras la caída de más de 71% en la liquidación de divisas en lo que va de año, causa fundamental del alza dramática del tipo de cambio paralelo o “negro”.

Según ha trascendido en fuentes financieras, los banqueros van a plantear cambios urgentes en el sistema de administración cambiaria. Aparentemente, un grupo importante de jerarcas del sector financiero son partidarios de una unificación cambiaria, mientras que otros podrían aceptar un modelo de cambio dual, pero con un Sistema Marginal de Divisas (Simadi) más flexible en cuanto a generar oferta y también sobre la fijación del precio diario del dólar estadounidense.

También trascendió que el BCV quiere pedir a los banqueros que “quemen” más de sus propias posiciones en divisas en el Simadi, con el objeto de incrementar la oferta de manera significativa. De acuerdo con las mismas fuentes, los bancos privados no están en posición de hacer un aporte importante al Simadi; de hecho, los banqueros sostienen que debe haber una oferta básica y suficiente del sector público como palanca para darle confiabilidad a la paridad del Simadi, y atraer oferta privada.

Aparentemente, es posible que los resultados del encuentro -los reales, no los formales- no se hagan públicos, pero se espera que el Gobierno acepte sugerencias. Una de las más importantes es que los privados tengan una participación más amplia en el mercado. En todo caso, el clima político entre la Banca privada y el Gobierno es positivo, de manera que se deberían lograr coincidencias importantes. Otra cosa es que esas coincidencias se conviertan en políticas concretas.

ESCENARIOS SEGÚN OLIVEROS

El director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, publicó un artículo en el portal www.prodavinci.com, un artículo donde resume los escenarios cambiarios en los que se mueve el chavismo. Estos son esos escenarios:

“El chavismo se mueve en torno a cinco escenarios. Los diferentes escenarios que ha barajado el Ejecutivo para los próximos meses pueden resumirse en los siguientes puntos:

3.1. Devaluación políticamente correcta: Este esquema, ensayado en el pasado por el chavismo y propio de un esquema de tipo de cambios múltiples, le permite al Ejecutivo reducir al mínimo las liquidaciones en la tasa Cencoex y Sicad y, además, comenzar a erogar divisas bajo el esquema de Simadi. Esto buscaría dos objetivos: por un lado, reducir presión en el mercado paralelo y, por otro, un mayor beneficio fiscal.

3.2. Sistema Dual: Este esquema sería una variación del anterior, y fue asomado parcialmente por el diputado Jesús Farías. El Ejecutivo eliminaría la tasa de VEB 6,3/US$ y la tasa de Cencoex pasaría a ser la del Sicad (actualmente en VEB 12/US$), manteniendo el Simadi. Los sectores prioritarios se mantendrían en Cencoex: alimentos, medicinas y cuidado personal. El resto iría a Simadi.

3.3. Convergencia Cambiaria: A pesar de que ha sido descartada, grupos económicos cercanos al chavismo, han insistido en que este esquema sería el más conveniente. En este punto, se destaca el impacto en extremo positivo que tendría sobre el fisco y bajaría las expectativas de inflación en el mediano plazo.

3.4. Correr la arruga: Otros sectores del chavismo, especialmente las facciones militares, son de la idea de mantener el esquema actual, introduciendo mejoras. Señalan que, Cencoex debe seguir atendiendo los sectores prioritarios, convocarse algunas subastas especiales en Sicad para sectores estratégicos y reformar el esquema de participación del sector petrolero en el Simadi. La lógica detrás es que sería peligroso introducir cambios abruptos en el esquema cambiario antes de las elecciones parlamentarias que podrían celebrarse a finales de año.

3.5. El campo minado: Los grupos más radicales del chavismo, son de la idea que la actual situación en el mercado paralelo de divisas es parte de una estrategia política para atacar el gobierno. Su propuesta, buscaría incrementar las importaciones públicas, mayores fiscalizaciones al sector privado, mayor control estatal sobre la distribución de productos básicos, y ensayar mecanismos de seguridad para contrarrestar el efecto del llamado “dólar Cúcuta”. Este escenario sería una continuación de lo que hasta ahora hemos visto.

4. Lo político pesa… como siempre. En los escenarios planteados, el chavismo, en mayor o menor medida, lo que busca es surfear la crisis sin proponer una solución de fondo a la crisis que vive Venezuela. Como siempre lo político sigue privando. Somos de la opinión de que Maduro considera, en la situación actual, arriesgado realizar un ajuste profundo en la economía: primero, su nivel de popularidad es bajo (el peor desempeño en la historia del chavismo).

Segundo, el liderazgo dentro de la coalición de gobierno también es limitado. Tercero, no tiene capacidad de tender puentes con la oposición en estos momentos para darle soporte a las medidas. Cuarto, el apoyo internacional también se ha reducido y por último, en pocos meses tiene un proceso electoral en frente. En esta situación, lo que el chavismo mejor sabe hacer es “surfear” la crisis, implementar medidas aisladas, radicalizar el discurso (Guerra Económica) junto con un eficiente aparato de propaganda.

De esta forma, el escenario más probable pareciera ser un híbrido entre la opción 4 y 5: intentar mejorar la liquidación de divisas, mayores importaciones públicas así como mantener el cerco sobre el sector privado”.

 

junio 3, 2015
Bancos pueden solicitar cambios en régimen cambiario
Popups Powered By : XYZScripts.com