País:


58% de la población no está dispuesta a marchar contra la crisis

Opposition supporters demonstrate against Venezuela's President Nicolas Maduro's government in Caracas

A pesar que cada venezolano pasa, en promedio, 5,6 horas en colas cada vez que va a un automercado u abasto a comprar algún producto de la cesta básica, la encuestadora Datanálisis sostiene, con base en sus más recientes encuestas, que 58% de los encuestados no está “nada dispuesto” ni siquiera a marchar pacíficamente para protestar por el deterioro de la calidad de vida en el país.

Según la interpretación que hace el presidente de la firma, Luis Vicente León, la estrategia de generación de miedo entre la población, orquestada y ejecutada por el Gobierno, con el respaldo de la Fuerza Armada Nacional, ha sido evidentemente exitosa. El economista señala que el país vive dentro de una “bóveda del miedo”.

De acuerdo con los números revelados por León apenas 14% de la población se mostraría dispuesta a salir a protestar pacíficamente, mientras que un mínimo 8% parece estar realmente descontenta y estaría “muy dispuesta” a salir a la calle para denunciar la situación cada vez más precaria que vive el país.

Para el analista, lo que ha privado es una adaptación constante a la crisis, lo que explica, por ejemplo, el auge del mercado negro de productos básicos o “bachaqueo”, donde se consiguen productos básicos con un promedio de 230% de sobreprecio, de acuerdo con la estadística de Datanálisis.

Los mercados informales o negros explican que mientras en el comercio un producto puede mostrar un indicador de escasez de 80% o 90%, como ocurre con los aceites y grasas, café molido o la leche, en los hogares esa escasez se reduce a niveles de 25% o 30%, de manera que la situación concreta de las familias parece menos grave de lo que se cree. “El drama es el deterioro del ingreso que vive la población, que marca niveles que pueden hacerse insoportables”.

A juicio de León, la situación actual no es el “climax” de la crisis, ya que los fenómenos de escasez e inflación van a registrar un severo repunte en los próximos meses. Una de las razones es que la entrega de divisas al sector privado ha caído más de 35% en lo que va de año, lo que conduce a una fuerte contracción de las importaciones.

De hecho, según cifras de la firma de consultoría económica y financiera, Ecoanalítica, la asignación de divisas para importaciones privadas podría caer de 20.378 millones de dólares, en 2014, a apenas 12.240 millones, como escenario optimista.

abril 15, 2015
58% de la población no está dispuesta a marchar contra la crisis
Popups Powered By : XYZScripts.com