País:


Foco en la gente incrementa la rentabilidad empresarial

Paul O´Neill. Alcoa

Paul O´Neill. Alcoa

Quiero contar una historia de la vida real que muestra como el enfoque en las personas trae como consecuencia el éxito masivo de los equipos, proyectos o empresas. Era el año 1987, la empresa Alcoa (Aluminum Company of America) acababa de anunciar un nuevo liderazgo. La compañía estaba en un mal estado, mal administrada, con problemas inmensos con los sindicatos y perdiendo dinero. Inversionistas de Wall Street se habían reunido en un salón para conocer al nuevo CEO, Paul O’Neill. O’Neill comenzó su discurso de una manera inesperada. En lugar de hablar lo que todo inversionista quiere escuchar: planes de crecimiento, proyectos, flujo de caja, etc., el ejecutivo arrancó de esta manera: “Quiero hablarles hoy de la seguridad de mis empleados… Cada año, un gran número de empleados de Alcoa se lesionan de manera grave… nuestros empleados trabajan con metales  que están a 1500 grados (F) y maquinaria que les podría amputar un brazo. Mi misión es hacer de Alcoa la compañía más segura de Estados Unidos. Mi meta es cero lesionados”. Muchos inversionistas no entendían. ¿Seguridad? ¿Cero lesionados? Inclusive se comenta que uno de ellos dijo: “Vendan todas sus acciones, este hombre va a destruir la compañía”. Lo que ellos no sabían era que si el líder se enfoca en su gente, los resultados vendrán después. Lo que las personas no entendían del plan de O’Neill era que una estrategia de cero lesionados iba a transformar a la empresa completamente. La clave para proteger a los empleados era entender “por qué” se lesionaban primeramente, y para hacerlo se debía estudiar el proceso de manufactura , en función de detectar qué estaba mal. Para corregir las fuentes de riesgo, había que entrenar a los empleados en calidad y procesos eficientes. En otras palabras, para proteger a sus empleados, Alcoa tenía que convertirse en la compañía de aluminio más eficiente de la tierra. Los problemas con los sindicatos se acabaron, porque el entrenamiento no tenía como objetivo principal aumentar la productividad de la compañía, sino más bien, proteger la vida e integridad de los empleados. O’Neill nunca prometió que su enfoque en la seguridad de los empleados iba a incrementar las utilidades de la empresa. Pero lo que pasó fue que, a medida que los procesos se volvían más eficientes, la calidad subía, los costos bajaban, la moral de los empleados mejoraba y la productividad se disparó. En 1996, casi una década más tarde, Paul O’Neill había hecho crecer la acción de Alcoa más de 200%. Su liderazgo fue estudiado profundamente por la Universidad de Harvard y Kennedy School of Goverment. Es por ello que los grandes líderes ponen primero a las personas, a su equipo. Ellos entienden que si se enfocan en desarrollar el máximo potencial en otros inevitablemente serán recompensados de alguna manera.

Por: Víctor Hugo Manzanilla

www.liderazgohoy.com
Marzo 15, 2016
Foco en la gente incrementa la rentabilidad empresarial
Popups Powered By : XYZScripts.com